En áreas en remodelación o nuevas, los arquitéctos e ingenieros no tienen que preocuparse por la colocación de contactos eléctricos o los de red de información (datos, telefonía, video etc.) solo de su acometida por la planta.
Todos los contactos son colocados en el piso pegesa y siendo este desmontable, dichos contactos se pueden reubicar tantas veces como se requiera, sin necesidad de recurrir a técnicos especializados que significa tiempo de espera, costos y molestias.

Los tableros eléctricos pueden ser colocados bajo el piso pegesa y no sobre las paredes como es la costumbre.

Esta solución permite hacer tantos cambios como se requieran, sin tener que recurrir a la pesadilla de obras de albañilería dentro de la oficina.

Cuando se adiciona equipo nuevo y trae consigo más cables, éstos quedaran ocultos sin importar su ubicación, y lo que es más importante sin interrumpir las actividades del usuario o los vecinos.
Las placas estan formadas por un corazón de aglomerado de madera, encapsulado en lámina de acero galvanizado, formando un conjunto muy compacto y de gran resistencia.